ADAPTADOS A LA SEDE

Con dos días de trabajos en la Ciudad de México, Leones Negros culmina su preparación para el duelo ante Pumas

Arturo Benavidez
Juan José Martínez

En la carrera por la permanencia en Primera División lo más importante es no terminar al último y para lograrlo cualquier situación es válida para preparar cada una de las 34 finales de las que está conformada y así encara el equipo de la Universidad de Guadalajara cada una de ellas.

“La situación amerita tener la cabeza siempre concentrada en el objetivo de nosotros, en el hecho de que podemos dar un paso importante, creo que la concentración está en hacer un buen trabajo, salir inteligentes, CU es un campo pesado, entonces hacer un encuentro inteligente”, comentó Luis Fernando Telles.

La siguiente prueba de los Leones Negros es visitando a los Pumas en domingo de Semana Santa, semana complicada por lo que los “Melenudos” adaptaron su semana de trabajos para evitar las aglomeraciones citadinas propias de los días de asueto, aunado a la importancia del encuentro.

“Es una situación en la que nosotros, como jugadores, tenemos que ser profesionales y acatar los días que nos tome de anticipación, concentrarnos y estar medidísimos en el partido, creo que la situación amerita un entrenamiento fantasma; estar más descansados, bien alimentados, conscientes de lo que nos estamos jugando estas seis semanas; estamos en una delgada línea y nosotros vamos a decidir a qué lado nos queremos ir porque totalmente está en nuestras manos”, dijo.

La UdeG viajó desde el jueves a la sede del encuentro y entrenó, viernes y sábado en las canchas del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul ubicado en Acoxpa, en la Capital del País, aprovechando también para adaptarse a los factores que rodearán al encuentro como el calor del mediodía, la altura de la ciudad de México y el horario, que también cambiará en la madrugada de este domingo.

“El equipo está unido, completamente convencido del objetivo y creo que día a día reafirmamos el compromiso con cada entrenamiento, en cada ejercicio, el equipo se ve intenso no hay quien se relaje por un segundo, estamos todos metidos y de ahí parte esa situación que se ve reflejada dentro del campo”, comentó “Fercho”.

Este sábado el trabajo de los tapatíos estuvo enfocado en afinar los últimos detalles, las jugadas de táctica fija, todo en busca de una pronta adaptación para para llegar en el tope de nivel al partido ante la UNAM, que pudiera representar un paso que los acerque al objetivo de mantener su lugar en la Liga MX.

“El equipo está convencido de muchas cosas que tenemos que hacer en el partido, que no tenemos que quitar el dedo del renglón, que es importantísimo dar ese paso en CU y que vamos por los tres puntos, no nos queda de otra, estamos en una lucha en la cual el equipo ha demostrado que tiene carácter… Conforme pasan los partidos la presión aumentará, y creo que es importante ahorita poder dar un paso a la salvación”, aseguró el mediocampista.