A CAMBIAR LA HISTORIA

Leones Negros visita el Estadio Azteca en busca del golpe que los reactive en la carrera por el no descenso

Arturo Benavidez
Edgar Iván Castillo

La cuenta regresiva inició para Leones Negros en busca de lograr la permanencia en Primera División, quedan 10 finales para la meta en la carrera y este sábado en el Estadio Azteca juegan la primera.

“Sabemos que enfrentamos al campeón, al segundo lugar, en el Azteca, el mejor estadio, vamos a disfrutar aprovechar y tratar de divertirnos con mucha personalidad. Esta es la primera ante un gran rival, pero vamos hacer todo lo posible para sacar un buen resultado… En la cancha somos 11 contra 11, tenemos dos piernas, dos brazos, igual que ellos, tenemos la calidad para estar acá y vamos a pelear y compensar con otras cosas”, dijo el arquero Humberto Hernández.

El escenario luce ideal, pues jugar en el estadio más grande de la República y ante el actual campeón del futbol mexicano, parece una tarea por demás complicada, pero que también motiva para que el equipo de la Universidad de Guadalajara comience a salir del bache en el que se encuentra, como últimos en la Tabla de Cocientes.

“Nosotros no nos sentimos muertos, nosotros jugamos un torneo aparte, es cierto que no se nos han dado los resultados como queríamos, pero estamos conscientes de que estamos a punto, a lo mejor mañana tenemos un envión anímico muy importante y después nos quedan cinco partidos en casa que ganándolos y sacando buenos resultados nos permita estar peleando la salvación”, confesó el “Gansito”, tras la última práctica del equipo.

Leones Negros cerró preparación este viernes por la tarde en el Centro de Alto Rendimiento en la Ciudad de México, donde se encuentran desde la tarde del jueves. Los jugadores dirigidos por Alfonso Sosa puntualizaron en trabajos de táctica fija para declararse listos para enfrentar al América.

“Para nosotros es un partido muy importante que debemos aprovechar más allá que es de visita, nuestra situación y el objetivo que tenemos como grupo, mañana es un panorama que si todo está en contra se puede revertir”, dijo el defensa Héctor Reynoso

UdeG regresará 20 años después a jugar en el Estadio Azteca, lugar donde los tapatíos no ganan desde la temporada 80-81 y estarán en busca de su tercer triunfo en su historia el Coloso de Santa Úrsula.

Las estadísticas no juegan a favor de los felinos, ni en el presente ni en el pasado, pues en el actual torneo Leones Negros llega con cuatro derrotas en fila en la Liga MX, mientras que los azulcremas llegan como los campeones defensores y tras siete jornadas marchan en segundo lugar de la Tabla General.

Mirar al pasado es recordar grandes encuentros entre Águilas y Leones Negros que cuentan con un rico historial, entre los que destacan el primer partido oficial en la historia de la UdeG en Primera División en 1974, además de dos finales, una de Liga ganada por América y una de Copa, en la cual los Leones Negros salieron victoriosos.

“Quedan 10 partidos que son de matar o morir, debemos ser inteligentes porque no debemos, por el afán de ir a buscar un partido, desprotegernos, pero hemos analizado bien a América, sabemos que es un rival fuerte ofensivamente y defensivamente, pero también tenemos que hacer valer lo que tenemos”, comentó “Rey”.
Pero si algo caracteriza a los Leones Negros es la garra con la que disputan todos los partidos y sobreponerse a cualquier adversidad que se presente, por ello los números quedarán de lado a la hora de que inicie el juego en el Coloso de Santa Úrsula, donde los tapatíos buscarán utilizar la motivación a su favor para dar un golpe de autoridad y reactivarse en la carrera por la salvación.

“No podemos evitar decir la realidad, estamos en último lugar, tenemos dos opciones derrotarnos ya o sacar la motivación como equipo, que es nuestra fuerza, ir a pelear con todo, no nos vamos a rendir”, aseveró el zaguero central.