DEBUT SOÑADO

Felipe López se estrenó como jugador profesional en el duelo ante Murciélagos

Arturo Benavidez
Cortesía

LOS MOCHIS, Sinaloa.-

Para un portero su mejor carta de presentación son sus intervenciones en el arco, atajar un penal y reaccionar en el contrarremate fue la imagen que quedará en el recuerdo de Felipe López Gutiérrez en el día de su debut profesional.

“Siempre trabajas para estar preparados para cuando te toca debutar,  la verdad yo no esperaba debutar acá, se me da la oportunidad y es lo que uno puede soñar, atajar un penal, dar un buen partido, ayudar al equipo, es lo que me tocaba hacer por mi parte y feliz porque se sacó un buen resultado”, dijo el guardameta.

Parte de la institución universitaria, se integró a las Fuerzas Básicas de UdeG a los 16 años y rápidamente fue incorporado a los trabajos con el primer equipo entrenando en el día a día, y jugando con las categorías inferiores de Leones Negros, con las que acumula cerca de 50 partidos entre Segunda División y Sub 20.

El joven portero de 20 años de edad, formado en la cantera de la Universidad de Guadalajara recibió este martes por la noche la oportunidad de jugar su primer partido oficial con Leones Negros al defender la portería universitaria durante el último partido de la fase de grupos de la Copa MX en Los Mochis.

Fue un partido en términos generales tranquilo para la defensa de los ‘Melenudos’, los Murciélagos en pocas ocasiones pusieron en predicamentos a López Gutiérrez, quien al minuto 40 recibió su primer gol en contra de su carrera, cuando Xavier Barreras con un potente disparo que lo superó por encima de la cabeza.

Pero la prueba de fuego para ‘Pipe’ llegó a los cuando el árbitro del encuentro señaló un penal en contra de Leones Negros, el debutante arquero se paró sobre la línea de gol, se lanzó a su derecha y atajó el disparo de Rodolfo Galindo, dejando el balón libre en el área chica a merced del mediocampista rival que llegó a contrarrematar, pero el arquero tapatío, mostrando unos grandes reflejos, reaccionó y volvió a bloquear el fusilamiento para dejar la estampa de la noche en el Estadio Centenario.

“Siempre es lo que imagina un portero antes de cada partido, si te toca un penal tu estas decidido a donde ir, intuyo al verlo y gracias a Dios se me da la oportunidad de taparlo, después queda ahí el rebote y otra vez la tapo, son jugadas donde el portero, se puede decir que, luce”, comentó ‘Pipe’.

Al final esa doble atajada fue un empujón anímico para los de la UdeG que minutos después encontraron el gol del empate, para redondear una noche inolvidable en la naciente carrera de Felipe López.

“Trabajas día a día para que llegue la oportunidad, dos años y medio esperando la oportunidad, se me presenta, siento que hago bien las cosas, no queda más que seguir trabajando para lo que se venga… Mi carrera va empezando, es un partido y no puedo vivir de un partido debo seguir trabajando, seguir mejorando, todavía me faltan muchas cosas por aprender y estar preparado para lo que venga”, sentenció.