LLEGÓ EL QUE FALTABA

El delantero Juan Luis Anangonó reporta con Leones Negros

Arturo Benavidez
Leones Negros

Los Leones Negros están completos. Con la llegada de Juan Luis Anangonó a Guadalajara este día, el equipo de la Universidad de Guadalajara completó la última pieza que faltaba para encarar el Clausura 2015.

El delantero, de 25 años de edad, se enfundó en la casaca del conjunto universitario para realizar los exámenes médicos de rigor así como las pruebas físicas junto a sus compatriotas, Jonathan Gonzales y Fernando Guerrero, además del refuerzo mexicano Rodolfo Vilchis, quienes esta mañana se presentaron a realizar los estudios.

Tras su primer día como león negro, Anangonó habló de su sentir al llegar al “Equipo Que Nació Grande” y del reto que significa para su carrera futbolística.

“Me siento muy contento por este nuevo reto, por este nuevo paso que he dado en mi carrera y espero poder hacer las cosas bien acá y tratar de dejar mi nombre en alto y el nombre de mi país en alto también”, comentó.

El ecuatoriano llega consciente de la necesidad de hacerse presente en el marcador y de la importancia que tendrán sus goles para contribuir para la permanencia de Leones Negros en Primera División.

“Tenemos que ser contundentes, salir siempre desde el primer partido a tratar de sumar puntos importantes y que eso nos ayude a tratar de buscar la permanencia en la Primera División.

“Siempre para un delantero va a caer el mayor peso por ser quien convierte los goles, estoy tranquilo, trataré siempre en cada partido de dejar todo en la cancha y después los goles llegarán por sí solos”, mencionó Anangonó, quien también se describió como jugador.

“Soy un centro delantero que se mueve por todo el frente de ataque, haciendo muy buenas diagonales, muy bien en el juego aéreo, aguantar la pelota, descargar muy bien y siempre estar ahí buscando el arco contrario siempre a la expectativa de cualquier falla del rival, siempre cazando cualquier bola que pueda quedar filtrada por ahí y tratar de embocarla. Por mi parte, siempre voy con la predisposición, las ganas, el esfuerzo físico dentro del campo de juego y esperemos que los goles se vayan dando por sí solos”, dijo el ariete que estará viviendo su tercera experiencia en el extranjero tras haber militado en Argentina y Estados Unidos.

Para fortuna del atacante no estará solo, pues compartirá el vestidor con caras familiares para él como el caso de Fidel Martínez y “Chiqui” Guerrero, quienes ya fueron sus compañeros durante una etapa en la Selección Sub 20 de su país, una linda coincidencia que se volverá a repetir ahora con UdeG.

“He podido hacer las cosas bien, he podido sobresalir y espero seguir haciéndolo. Acá en este lindo club me siento contento de poder compartir con algunos compañeros acá, compartir equipo, estar juntos y eso va a ayudaros para sentirnos mejor y tratar de hacer las cosas de mejor manera”, señaló.

Por su parte el primer equipo regresó a los trabajos en el Club La Primavera y sostuvieron una práctica enfocada al parado táctico del equipo así como jugadas a balón parado, situaciones que pondrán a prueba mañana cuando disputen su tercer partido amistoso de la pretemporada ante Dorados de Sinaloa.