MOMENTO PARA DESPEGAR

El buen inicio de torneo ilusiona a Jorge Mora con los alcances que puede tener en el año

Arturo Benavidez
César Castillo

GUADALAJARA, Jalisco (17/Enero/2017).- El 2017 parece que le sentó bien a Jorge Mora. Dos goles que se han traducido en par de victorias para Leones Negros que tras tres fechas disputadas se ubica en tercer lugar general en el Ascenso MX.

“Teníamos que hacer pesar el Jalisco, se nos están dando las victorias, tenemos mucho por mejorar, pero lo bueno es que están llegando los resultados positivos y es más fácil corregir ganando”, dice un sincero Jorge Mora.

El Clausura 2017 ha tenido un inmejorable arranque en el aspecto personal, pues sus anotaciones han significado seis puntos, un regalo que se dio, el camiseta #10 de la Universidad de Guadalajara, para festejar su cumpleaños 26; uno que parece especial, pues el volante ofensivo pretende que este año sea el de su consolidación en el futbol profesional, justo en el torneo en el que la revancha no deja de ser un tema para el conjunto ‘Melenudo’.

“En lo personal me viene bien, agarro mucha confianza, los goles son para sumar y ayudar al equipo y ahí vamos paso a paso… Yo trato de hacer lo que me pide Joel, él me da mucha confianza, mis compañeros también y trato de hacer lo mejor para mí y para el equipo”, asegura.

Tras su salida de Chivas a mediados de 2012, Mora Guzmán pasó los siguientes tres años sin encontrar un lugar donde sentirse cómodo; pasó por Correcaminos, Cruz Azul Hidalgo, Club Deportivo Los Altos y Coras, hasta que en su carrera aparecieron los Leones Negros.

Mora llegó al equipo que lleva en la sangre para el Apertura 2015 y poco le costó entender la mística de un club que conoce desde sus primeros pasos, pues en UdeG se formó futbolísticamente su padre, Octavio Mora.

La técnica depurada y el excelente golpeo de balón quedaron de manifiesto en los primeros encuentros, logrando una rápida conexión con la afición, pero también el temperamento fuerte del talentoso jugador, quien por expulsiones llegó a perderse varios encuentros en su primer año con los universitarios.

Ahora iniciando su cuarto torneo en Leones Negros y con 26 años recién cumplidos, Jorge Armando entra en la etapa de mayor madurez futbolística, pues ha encontrado continuidad, misma que ha retribuido con 17 anotaciones en 48 partidos, que lo ubican en el tercer lugar en la lista de goleadores de la Universidad de Guadalajara desde la reaparición de la franquicia.

Consciente de que al torneo le queda mucho por delante, el inicio del mismo da para ilusionarse de que a mediados de año se pueda cumplir el sueño tanto del jugador como de la institución; el de regresar de la mano del Equipo Que Nació Grande a la Primera División.

“Para eso trabajamos, para estar en los primeros lugares, así lo exige la institución, hemos trabajado muy fuerte, con mucha intensidad y eso queremos todos, calificar a la Liguilla y buscar el ascenso”, confiesa Mora.