TURNO DE LOS AMISTOSOS

Tras nueve días de entrenamientos, Leones Negros comienza con los partidos de preparación

Arturo Benavidez
Michel Reyes

Sigue avanzando la pretemporada de Leones Negros y es turno de pasar a una nueva etapa de la preparación, la de los partidos amistosos, con lo que el equipo de la Universidad de Guadalajara continuará con su pretemporada de cara al Clausura 2015.

En total, se tienen pactados seis encuentros de preparación para los universitarios previo al arranque del torneo en el que Leones Negros estará en busca de conseguir la permanencia en la Primera División. Este miércoles por la mañana en el Club La Primavera, UdeG sostuvo su primer encuentro de pretemporada ante Estudiantes de Altamira, equipo del Ascenso MX.

“El funcionamiento, para nosotros el principal motivo que buscamos en este tipo de encuentros es que el jugador empiece a tomar ritmo de partido, ya en la competencia aunque sean partidos amistosos el jugador se va habituando a competir”, comentó el técnico del equipo, Luis Alfonso Sosa.

Las últimas jornadas para los Leones Negros han sido sin tregua, pues la intensidad ha sido la característica de los nueve días de entrenamientos a doble sesión, en los cuales se ha trabajado la parte física, técnica y táctica de los jugadores.

“Le estamos sacando mucho provecho a todos los trabajos que estamos haciendo, han mostrado mucha disposición, nosotros nos enfocamos desde el primer día en meter la pelota para llegar con ritmo que no pierdan sensibilidad y en ese sentido le vamos ganando, esta semana fue productiva y hay que seguir por ese camino“, dijo “Poncho”.

De esta manera Leones Negros no descansa y es que conscientes del reto que se avecina, no hay tiempo para relajarse, pues a decir el técnico, el trabajo de todos los días es el que los llevará a conseguir el objetivo principal del equipo el próximo semestre; permanecer en Primera División.

“Es una exigencia muy grande un reto importante que tenemos que solucionar, pero yo estoy convencido que lo vamos a lograr”, decretó el entrenador.